Tecnología y productos

Numerosas enfermedades en el tracto gastrointestinal requiere procedimientos quirúrgicos en los cuales partes del intestino son extirpados y luego unidos nuevamente.

Una de esas enfermedades es el cáncer en el intestino grueso . Una mayoría de todos los cánceres colorrectales son tratados mediante cirugía.

La cirugía del cáncer colorrectal es siempre lleva tiempo y, si la anastomosis necesita ser formada en la zona baja del pelvis, también es muy difícil para el cirujano obtener suficiente acceso para suturar el intestino.

Un tercio de estos casos, llamados resecciones bajas, son en la área pélvica baja donde cirujanos necesitan unir el colon con el recto. Las dificultades anatómicas han creado nuevos procedimientos.

Hace más de medio siglo, (1964) se introdujo la grapadora circular. Este fue el comienzo de una nueva eracon las posibilidades deanastomosis del colon hasta el recto. La grapadora circular ha sido refinaday mejorado desde su introducción pero los principios instrumentales básicos permanecen. El uso de la grapa-dora circular para la anastomosis después de resecciones bajas ha sido el procedimiento quirúrgico establecido en los últimos 45 años.

Aunque la técnica engrapadora es un procedimiento común está asociada con ciertos problemas.

 

  • Algunos estudios afirman que hasta un30 % de los pacientes sometidos a cirugía de cáncer de recto sufren de fuga en la anastomosis.
  • Las grapadoras pueden causar un estrechamiento significativo del lumen intestinal que provoca estenosis y, en consecuencia inconvenientes para el paciente.
  • Cuando una fuga anastomótica se produce después de la cirugía es difícil de detectar y por lo tanto hay un retraso sustancial por parte del médico en reconocimiento de la diagnosis.

El problema más grave con la técnica grapadora es desde luego la dehiscencia de la anastomosis. En consecuencia, muchos médicos rutinariamente crean un estoma protector proximal a la anastomosis. El estoma puede ser temporal o permanente dependiendo de la condición del paciente.

De todos modos, esto obliga al pacienteno sólo aguantar un estoma por un cierto período de tiempo, pero también requiere una reintervención quirúrgica cuando el estoma es alejada. Esto implica una nueva anastomosis con un renovado riesgo de fugas.

Además, los datos convincentes muestra que la radioterapia antes cirugía disminuirá recurrencias locales y aumentará la super-vivencia a los 5 años, pero la radioterapia también hace el tejido restante más vulnerable y menos adaptadoa la curación.

Es muy comprensible que la mayoría de los pacientes quieren evitar un estoma permanente y una mayoría de los pacientes prefieren radioterapia antes de la cirugía.

Para llevar a cabo estos requisitos los más desarrollados mercados comienzan el trata-miento de pacientes con cáncer rectal con radioterapia 6-8 semanas antes de cirugía y durante la cirugía se usan grapadoras para crear un anastomosis y una estoma protectora temporal en el nivel de el intestino delgado con el fin de reducir el riesgo de fugas anastomoticas.

Debido a este método establecido 80-90 % de todos los pacientes de cáncer de recto bajo recibirán un estoma temporal. A pesar de esta precaución con un estoma alrededor de 10 % de los pacientes con una anastomosis grapada desarollará una fuga y va a requierer tratamiento adicional en el hospital o en la unidad de cuidados intensivos.

Además, la mayoría de los pacientes con una estoma temporal serán sometidos a una cirugía de nuevo dentro de 2 – 4 meses con el fin de cerrar el estoma.

La siguiente tabla muestra que realizar una estoma permanente es la forma más segura, ya que se evitan todas las partes de riesgo de la operación . Pero nadie quiere terminar con una permanente estoma si hay una opción.

Hoy la opción es la técnica grapadora, aunque se trate de un riesgo. Nuestro objetivo es , por supuesto, a dar a los pacientes la misma oportunidad pero con riesgos sustancialmente reducidos.

Tabla:

Tratamiento Estoma Permanente Técnica Grapadora CARP
Primera operación
Estoma temporal no no
Fuga Subclínica no 25-30% En curso de estudios
Fuga grave no 5-10% no (Heal Guard)
Cerrar estoma temporal no no
Estenosis de anastomoses no 5% no

La fuga grave es, por supuesto, la inconveniente más cara en todos aspectos y también se asocia con un alto grado de mortalidad que no es posible compensar. Para poner una estoma de alivio (temporal ) durante la operación primaria es también asociada con altos costos.

El aumento del tiempo quirúrgico , costes de material de la estoma durante 3 meses y una segunda operación para cerrar el estoma. La estenosis en la anastomosis es un costo subestimado.

La mayoría de los pacientes usan ablandadores de heces el resto de sus vidas y unos pocos pacientes (5 %) vuelven al hospital para dilatar la estenosis y, en algunos casos graves experimentan una nueva operación con una estoma permanente como una solución para un problema de larga data.